Un brevísimo apunte cargado de emoción fue la respuesta de mi amigo, el poeta Marco Antonio Campos, a la entrega de hace dos semanas de mi blog, cuando publiqué la página de un cuaderno de mi propiedad fechada el 3 de julio de 2001, esto es hace poco más de veinte años, en la que copié los versos de Ricardo Reis que están en la lápida de Fernando Pessoa («túmulo vertical», lo llama Campos, con toda exactitud).

Los restos del poeta portugués están en el Monasterio de los Jerónimos de Belém, en Lisboa. He aquí el bello apunte de Campos. La foto que abre este post, y que reproduzco para corresponder siquiera en parte, y de modo extemporáneo, al deseo de mi amigo, procede de la Wikipedia.

El poeta Marco Antonio Campos. Foto tomada de la página Universo, del Sistema de Noticias de la Universidad Veracruzana.

5 de marzo de 2022

Estuve en el 2015. Es bellísimo el monasterio gótico, allí, donde enfrente se unen inolvidablemente el Tajo y el Océano. Lástima que no hayas sacado fotos desde distintos ángulos del túmulo vertical en el claustro. El poema-epitafio es bellísimo. Qué compañía: Vasco Da Gama y Luis de Camoes.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s